Concurso de acreedores en Alicante, Valencia y Murcia

Ayuda para las empresas en situaciones de crisis.

El concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) es un instrumento cuyo fin es salvaguardad la responsabilidad de la administración y del accionariado, y permitir una quita (que puede llegar al 50%  o más) o y refinanciación de la deuda vencida (con límite de 5 años) con el fin de evitar las quiebras de las empresas.

De hecho el empresario, ante una situación de no poder satisfacer sus deudas está obligado por Ley a presentar el concurso de acreedores. En caso de no presentarlo su responsabilidad y patrimonio por incumplimiento de una norma, estaría en juego.

Esta quita y aplazamientos afecta, en general, a todas las deudas  (a excepción de las que gocen de garantía real, ejemplo hipoteca y otras muy específicas) incluyendo las de la Seguridad Social y Hacienda Pública.

Las ventajas del concurso de acreedores en Alicante, Valencia y Murcia son las siguientes:

  • Salvaguarda Patrimonial y de la Responsabilidad de la Gerencia, Accionistas y Apoderados Generales que lo sean o hayan sido en los dos últimos años.
  • Planteamientos factibles y rápidos de Expedientes de Regulación de Empleo  ERE (21 día por trabajador) (Art. 64 LC).
  • Reducción drástica  del 50% de las Deudas con Bancos, Proveedores, Hacienda, Seguridad Social y otros Entes Públicos hasta un 50% y diferir dicha deuda a 5 años (Art. 100 LC), incluso superar los límites si se presente el convenio anticipado.
  • Paralizar los monitorios, ejecutivos, embargos, nuevos juicios declarativos, procedimientos arbitrales (Art. 51, 52, 53).
  • Paralizar totalmente los apremios e intereses (bien que se vayan a producir o que se estén produciendo) con deudas con la Administración Pública (Seguridad Social, Hacienda Pública, Ayuntamientos) (Art.55 LC).
  • Paralizar las ejecuciones de préstamos con garantías reales (Préstamos hipotecarios) (Art. 56 LC) o con la Administración (Hacienda, Seguridad Social..)

La reforma de la Ley Concursal reducirá a un año el plazo para reflotar la empresa

“Estamos avanzando en la reforma de la Ley Concursal para abreviar y agilizar el procedimiento y facilitar la llegada de crédito a las empresas en dificultades”. Así lo asegura Santiago Hurtado, secretario general técnico del Ministerio de Justicia y presidente de la sección especial de la Comisión de Codificación a la que el ministro Francisco Caamaño encargó en julio la reforma de la ley. Es una opinión compartida por el presidente del Registro de Economistas Forenses (Refor), Raimon Casanellas. “Hay una sensibilidad muy extendida respecto a que el procedimiento dura demasiado. Con procesos tan largos, la empresa que se podía salvar acaba sin poder hacerlo y la que iba a ir a liquidación de cualquier forma, termina malvendiendo sus activos. Hay que anticipar el análisis de viabilidad de las empresas y prever la valoración de las unidades de negocio en su conjunto, en caso de pretenderse su continuidad total o parcial”, señala Casanellas.

Formulario de Contacto

Si desea más información, contacte con nosotros mediante este formulario o llamando al 965 216 109. Máxima confidencialidad.